Voladores

                                                                                      y bailotean, prendido´ a las cometas                                                                                flores del primer cielo, caña y papel color

(José Carbajal1)

Como cuando éramos chicos, que íbamos al campito Caorsi en mi ciudad con nombre de fruta. Solo que esta vez elegimos una con franjas: amarilla, naranja, negra y con flecos a los lados. El piolín se vende aparte y a tres bolivianos es largo y multicolor.

Cometa en mano zarpamos hacia la Isla del Sol, navegando por las aguas claras y frías del Lago Titicaca. Llegamos justito sobre la hora y nos perdemos de sentarnos en la terraza del barco. Adentro somos mayoría, diez viajeros en tropa. Ellas cinco, cinco ellos: tres de España, un francés, un chileno y de Uruguay el resto. Contraflor.

Llegamos al norte de la isla y acampamos. En la playa de Challapampa varios niños remontan sus voladores. Ben 10, Winnie the Pooh, Argentina y Bolivia se mecen allá arriba. Enseguida nos ponemos a jugar y estoy corriendo a dos chiquitos que llevan nuestra cometa casi alemana. Llegan más niños con más cometas, el viento no molesta ni cede. El cielo florece. Sigue leyendo

Anuncios

Yas’tâ en Santa Cruz

Hace un buen tiempo anduvimos por Santa Cruz en el oriente boliviano. Allá fue que empezamos a tocar en las calles como grupo, y al grupo lo bautizamos Yas’tâ. Aunque el gobierno local no deja tocar en demasiados lugares, pudimos hacer música en el Parque Arenal, en la Manzana Uno y en el Parque Urbano. La gente se acercaba, se quedaba a conversar y se juntaban en ruedos que llegaban hasta las 70 personas. Nos divertíamos y hacíamos buena plata para seguir viaje. Bien ahí Santa Cruz.

Acá compartimos un par de videos de aquellas noches de calor, música y ruedos.

“Misirlou” es una música griega que se popularizó con la versión de Dick Dale en Pulp Fiction, ese peliculón de Tarantino:

Sigue leyendo

SubiBajas

Estamos en Bolivia. Desde las montañas de Oruro hasta las pampas cálidas de Santa Cruz hemos venido en bici, pedaleando unos 700 kilómetros. Si lo dibuja Leo el mapa se ve más o menos así: mapa Al principio hacía frío y había que subir, subir y subir. El tramo entre Lequepalque y Pongo fue quizás el más duro del viaje, unos 70 kilómetros con más de la mitad en subida… llegando a los 4500 metros sobre el nivel del mar. Sigue leyendo

Clic

Después de ese largo paréntesis retomamos el blog, que la verdad sea dicha, hace tiempo que estaba quieto. Pasado el entusiasmo inicial, se hizo difícil encontrar tiempo para escribir, subir fotos y lalala… Más todavía con la calidad de la internet boliviana…

Pero bue, adaptarse como dijo Darwin y sale la foto. Salen las fotos entonces, empezando por ahora, cómo llegamos hasta Santa Cruz. Van fotos del Chapare y de la entrada a Santa Cruz, pasando por Buena Vista y metiéndonos hacia el Parque Amboró para tener el broche de oro en las cascadas de Espejillos.